El temor a contraer enfermedades en un baño público

El temor a contraer enfermedades en un baño público

Muchas son las personas que piensan que los sanitarios portátiles son un nido de enfermedades. Sin embargo, el alquiler de aseos portátiles más bien es necesario para evitar muchas patologías, como pueden ser las hemorroides o el estreñimiento crónico. A continuación, vas a conocer por qué el baño portátil es más higiénico de lo que crees y cómo no entraña peligros.

Antes de empezar a explicarlo, debes saber que el alquiler de aseos portátiles está en auge por sus materiales. Realmente, son muy fáciles de limpiar, lo que facilita su higiene y desinfección frecuente.

Entonces, ¿es cierto que uno se puede contagiar de cualquier enfermedad al entrar a un baño público? Debes considerar que las enfermedades no se quedan “estancadas” en el WC. ¿Por qué? Básicamente, las bacterias y virus necesitan unos ambientes adecuados para crecer y para reproducirse. Sin embargo, en el medio ambiente de un sanitario portátil no pueden sobrevivir con facilidad. Es lo que ocurre, por ejemplo, con el virus del VIH. Muchas personas se piensan que pueden llegar a contagiarse incluso en un baño público. Sin embargo, están totalmente equivocados. Este virus se desactiva a los 30 segundos de estar en la intemperie y tampoco se contagia a través del agua de un WC. Si hablamos de otras enfermedades, como la sífilis, podemos aplicar el mismo caso anterior.

Bien es cierto que siempre es más agradable entrar a un baño público limpio, bien cuidado y con papel higiénico. Los aseos portátiles pueden cumplir todas estas condiciones. Y recuerda que la misma pantalla de un teléfono móvil tiene más bacterias que un sanitario portátil.

Y, obviamente, siempre es importante lavarse las manos antes y después de utilizar el baño público, guardando los hábitos higiénicos. Lo mejor es que puedas establecer uno de estos sanitarios en tu negocio. En Boxi Balears, S.L. estaremos encantados de atenderte.

haz clic para copiar mailmail copiado